Revisamos el Skagen Falster

Skagen Falster. Minimalismo a la máxima expresión

Hemos visto como en el transcurso de los últimos meses el mercado de los relojes inteligentes está evolucionando, y las cifras de venta también, hubo un enfriamiento en las cifras de ventas durante 2016 y parte del 2017, aunque no afectaron  al Apple Watch, que como suelen ser los productos de Apple, parece ser inmune a ciertas tendencias del mercado.

Hay un nuevo nombre, Wear OS, y la promesa de actualizaciones por venir por parte de Google, pero en este momento, casi todas las compañías de tecnología se han retirado de la carrera debido a las bajas prestaciones que ofrecían antiguos dispositivos. Es poco probable que veamos sucesores del LG Watch Style and Sport este año, a pesar de ser modelados como los “Nexuses” de Android Wear a principios de 2017, y hace tiempo que Samsung decidió que su destino portátil está en manos de su propio Tizen. plataforma (una decisión que parece profética), pero el éxito del Apple Watch Series 3 puede hacer que estas marcas reconsideren su postura.

En lugar de las compañías de tecnología, las marcas de moda como Movado, Michael Kors,  Guess, Fossil,  Tag Heuer y otros decidieron que necesitaban agregar inteligencia a una industria obsoleta para competir mejor con la inminente revolución de Apple Watch y decidieron para ello aferrarse a Android.

En lugar de innovar en el espacio, simplemente han convertido sus diseños legendarios en equivalentes de pantalla táctil, repletos de pantallas de reloj de segunda categoría y hardware de gran tamaño, para acomodar las grandes baterías necesarias para los antiguos procesadores que tienen dentro.

Estos dispositivos no son para el gusto de todos, pero modelos como los de Michael Kors o Armani han conseguido acercar a las masas que buscan elegancia.

El Skagen Falster

Precio: Superior a los 250 euros.
Procesador: Snapdragon 2100 SoC
Memoria: 512 MB de RAM, 4 GB de almacenamiento
Dimensiones 42 mm caja, 12 mm de espesor
Banda: 20 mm reemplazable
Conectividad: Bluetooth 4.1 LE, 802.11n
Batería: 300mAh
Sumergible: IP67, 1ATM

Uno de los primeros hechos que nos llama la atención es la estética minimalista danesa de Skagen, en este modelo Falster recrea el diseño familiar de Skagen en la fachada Wear OS con la que estamos familiarizados hoy.

Skagen hace que su hardware sea reconocible: simetría circular; orejetas expuestas; bandas delgadas y cómodas, y rellena los huecos con el software. Las seis caras de reloj incluidas son demasiado simplistas y apenas cumplen con los requisitos de la marca de Skagen, pero junto con la cómoda correa de cuero marrón de 20 mm (también hay opciones de malla de acero y cuero negro).

Al encenderlo y acceder reconocemos a Wear OS es una cantidad conocida; la tienda de aplicaciones a día de hoy (esperemos que cambie tras la nueva dirección tomadad por Google) es un páramo yermo, pero las competencias centrales de la plataforma aún están intactas, y con los años he aprendido a esperar poco más que el tiempo preciso y las notificaciones.

El Falster ofrece una aproximación digital bastante convincente de un reloj Skagen real mientras refleja las notificaciones de mi teléfono Android (y ofrece respuestas rápidas por voz y un teclado seductor) es suficiente para satisfacer mis necesidades, y hacerlo de una manera que justifica su precio  por encima de los 276. No es barato, pero el diseño es más elegante que un reloj inteligente normal, convirtiendolo en algo más parecido a un reloj híbrido que no a un simple smartwatch.

Skagen Reloj Digital para Unisex de Cuarzo con Correa en Cuero SKT5001

 

Skagen Falster. Puntos por mejorar

Lo primero que indicaríamos es la ausencia de una corona digital. El único botón lateral era solo eso, y no una forma más deseable de navegar por la pantalla OLED, el reloj carece de capacidades NFC, lo que impide Google Pay. También falta un monitor de ritmo cardiaco, por lo que si buscas un monitor de ritmo cardiaco, un modo de realizar tus pagos o poder navegar con una corona digital entre los menús, deja de leer, el Falster no es tu dispositivo.

El botón lateral es blando y requiere casi una doble pulsación para activarse, y se siente como si fuera el primer punto de falla.

La pantalla es de un tamaño manejable, su diámetro de 42 mm significa que puede no ser tan universal como lo desea Skagen. Aunque hay un sensor de luz ambiental también hay un bisel masivo y el espesor de 12 mm del cuerpo hace que sea difícil olvidar que estás usando un gadget en lugar de un reloj .

Con uso normal podemos decir que la batería puede proporcionar  unas 36 horas.

El problema  actualmente es el chip Snapdragon Wear 2100 dentro del dispositivo, pues es un derivado del Snapdragon 400  que se envió en las primeras generaciones de relojes inteligentes con Android Wear. En otras palabras, hay tecnología 2013 dentro de este reloj 2018.

Que Google no haya trabajado con Qualcomm para promover el progreso de este chip habla de la indecisión y la inseguridad en torno a los wearables como un negocio viable a largo plazo. Mientras que Intel se ha sumergido en el juego de hardware wearables con Tag Heuer y algunos otros, será Qualcomm el que, en caso de que decida hacerlo, empujará al mercado hacia delante con micros de SmartWatch más pequeños y más eficientes.

Cargar el reloj, también es un poco decepcionante y apenas se adhiere a la parte inferior del reloj.

Veredicto

Como puedes ver no hemos destacado nada especialmente y hemos encontrado detalles que no nos convencen, entonces podrías pensar que desaconsejamos su compra, pero más lejos de la realidad.
¿Deberías comprarlo? ¿Te encantan los diseños de Skagen? Entonces sí, indudablemente, si compras el reloj por su diseño y no por su funcionalidad, que nadad te pare para comprarlo.

Al igual que el mercado de relojes en sí, el ecosistema Wear OS está separado menos por la calidad de los productos en estos días que por el valor nostálgico de las propias marcas.

Me gusta la forma en que el Falster se ve en mi muñeca porque disfruto de un diseño minimalista y bandas de cuero de calidad.